Amanecer en el Mediterráneo

nacer del sol
Fotografía y edición: Claudine Bernardes. Playa de Benicassim.

Me desperté sobresaltada y miré el reloj. ¡Oh, no! La alarma no sonó y el reloj marcaba las 6:30 de la mañana. Salté de la cama, tomé mi desayuno (porque antes de ello no soy persona), me vestí, cogí la bici de mi marido (que es más rápida que la mía) y salí de la casa como quién está pariendo.

Todavía estaba oscuro, pero el camino era largo y mis músculos estaban entumecidos. Había dos opciones: seguir el camino por un carril bici y por lo tanto mucho más seguro; o ir por el camino rural, mucho más corto, aunque sin arcén. Elegí la segunda opción! Encendí las luces de la bicicleta para evitar problemas y me fui.

Pedaleé lo más rápido que pude! Había pocos coches por el camino, ciclistas ninguno a parte de mí. Empecé a darme cuenta de la silueta rosa del horizonte, lo que indicaba que el sol pronto nacería. ¡Pedaleé aún más rápido! Yo no quería perderme el espectáculo de la salida del sol. Quince años se pasaron desde la última vez que lo había contemplado, y fue en el Atlántico (una experiencia inusual, os lo contaré en otra oportunidad). Sería la primera vez que vería el nacer del sol en el Mediterráneo, y no iba a dejar que pasara esta oportunidad. A pesar de pedalear tan rápido como mi cuerpo cansado lo permitía, el camino se hizo más largo de lo que imaginaba. Estaba cansada, sin aliento y desesperada por llegar.

¡Y llegué! Bajé de la bicicleta de un salto para coger la cámara fotográfica y registrar los primeros rayos del sol… ¡Nooooooo! La batería estaba a punto de agotarse! Por lo tanto, ¡iPad, estamos solos tú y yo! Mi compañero fiel, aunque limitado era lo único que me restaba para retratar aquella experiencia singular. (como sabéis, por regla, intento utilizar imágenes propias). Bueno, júzgalo por ti mismo. Caminé hasta el rompeolas, observando el sol que empezaba a emerger tímidamente. La luz ámbar se hacía más fuerte, asomándose entre algunas nubes que estaban pegadas al horizonte. Sentí que la luz me saludaba.

nascer do sol no mediterráneo
Fotografía y edición: Claudine Bernardes. Playa de Benicassim.

Como un novio fascinado por la belleza de la novia, que camina hacia él, me senté sobres las rocas y esperé, hasta que la cálida luz ámbar viniera a mi encuentro. Ella caminó suavemente sobre el mar, creciendo y esparciéndose gradualmente a lo largo del Mediterráneo. No había prisa! Las olas bailaban doradas delante de mí, produciendo una suave melodía. Finalmente sentí la luz ámbar de tocándome la piel y produciendo la unión del hombre con la luz. Fue un espectáculo increíble! Sentí un impulso irrefrenable de dar gracias a Dios, y lo hice. Mi oración fue allí en las rocas y mirando el mar iluminado por los primeros rayos de sol. ¡Gracias Dios!

nacer del sol mediterráneo
Fotografía y edición: Claudine Bernardes. Playa de Benicassim.

Ahora estoy aquí con una piedra como asiento y el mar como ventana, intentando transformar en palabras lo que hoy viví. Sin embargo, ninguna palabra del diccionario puede contener los sentimientos que experimenté hoy. Me gustaría que sepas que ver la salida del sol con tus propios ojos es aún más espectacular. No puedo describirlo de manera que lo puedes comprender su belleza, es algo que hay que vivirlo. Ni siquiera las fotografías pueden contener tanta belleza. Esa experiencia me hizo ver otra realidad. El amor de Dios, en la persona de Jesús. Te puedo decir cuánto es maravilloso disfrutar de su amor, puedo tratar de convencerte de su existencia, sin embargo, mis palabras y mi vida nunca contendrán la plenitud de lo que Él es. Por eso siempre digo, el cristianismo no es una religión, porque el amor no puede ser descrito por las reglas. Es algo para ser vivenciado, o más bien una CONvivencia. ¡Una relación! Ver con sus propios ojos y sentir con el corazón. Llámame loca si quieres, pero no dejes pasar la vida sin ver este amanecer.

salmos 19.1
Fotografía y edición: Claudine Bernardes. Playa de Benicassim.

Acuérdate! La Caja de Imaginación es un canal bilateral de comunicación, por ello nos encantará recibir noticias tuyas. Escríbenos y deja un comentario sobre lo que has leído. (Leia o post em Português: O Amanhecer no Mediterrâneo)

Anuncios

¿Puedes encontrar “empatía” en el texto?

(Para ler o texto em português clica em: Empatia)

Apatía, simpatía, compartía, empatía, y otras tías.

(Una historia real)

La joven caminaba con pasos firmes y constantes por el centro de la ciudad, cuando observó una multitud voceando con pancartas en las manos. Se acercó al grupo con la misma decisión que la caracterizaba y se puso a escuchar sus demandas por un salario y condiciones laborales más dignas. Siempre sintió simpatía por la situación de los profesores, por eso resolvió quedarse a escucharlas con más atención.

_ ¿Les parece digno nuestro sueldo? – Preguntó uno de los profesores con un micrófono en la mano.

_ ¡No! – Contestaron los demás a una voz.

_ ¿Creéis que somos tratados con respeto?

_ ¡No! – A las demás voces se sumó la voz firme y potente de la joven, que para el entonces ya compartía la indignación del grupo.

_  Los políticos deben saber que existimos, que somos esenciales para la sociedad, y que no nos dejaremos avasallar por ellos.

_ Así es! – gritó la joven, saltando entre la multitud.

_ Ocupemos el ayuntamiento para exigirles una solución sin demora. Basta de esperar.  ¡Vayámonos ahora! – Dejando a un lado el micrófono, el hombre salió corriendo seguido de la multitud y de la joven, que en aquel momento se había olvidado del encargo que tenía y solo pensaba en “conquistar el mundo”.

La multitud decidida a hacerse escuchar, invadió el ayuntamiento de la ciudad, provocando una confusión entre los funcionarios que  no tuvieron tiempo de frenar la avalancha de personas. Sin encontrar resistencia el grupo se instaló en el salón de plenos y exigió la presencia del Alcalde para debatir sus exigencias. Y Allí estaba ella, Una joven determinada, que desconocía la palabra apatía. Gritaba  entre los demás, como si fuera parte del grupo, sintiendo y compartiendo la indignación que corría por las venas de aquellos individuos y que por algún motivo misterioso, ahora también corría por las suyas.

_ ¿Tú crees que el Alcalde se presentará? – Le preguntó una señora con gafas y voz dubitativa que estaba sentada a su lado.

_ Yo creo que si él no se presenta, deberíamos invadir su sala. – Contestó la joven sin dudar en hacerlo si fuera necesario.

_ ¡Vaya! Que determinación tienes… yo no soy así… vine aquí porque todos los demás profesores del instituto donde doy clases han venido. Pero, tú ¿en qué instituto trabajas?

_ ¡No! No soy profesora. Solo estaba pasando por la calle y como sentía simpatía por vosotros, me dejé llevar. – Mientras la señora de las gafas no se creía en lo que estaba escuchando, la joven se sobresaltó al mirar el reloj. – ¡Vaya! ¡Qué tarde es! Tengo que irme antes que se cierre correos.

Se levantó rápidamente y caminó hacia la puerta cargando consigo toda la determinación que la caracterizaba.


 

Ahora dime, ¿Has encontrado la empatía?

Espero que sí. He resuelto compartir ese relato porque creo en la importancia de hacer crecer dentro de nosotros la empatía. Debemos ejercitar esa capacidad de ponerse en el lugar del otro, ver las cosas a través de sus ojos y sentir con sus sentidos.

 La empatía mata el prejuicio y el egoísmo.

empatía por Augusto Cury

El relato que escribí esta basado en una situación real y es un homenaje a mi hermana Francine, una mujer determinada y llena de empatía.

Sí quieres leer más sobre la empatía te dejo otro texto donde hablo sobre las Neuronas Espejo y su relación con la empatía.

Recuerda que  “La Caja de Imaginación” es un instrumento de comunicación bilateral. Me encantará recibir tus comentarios. Gracias por pasarte por aquí y hasta pronto.

 

 

 

El maravilloso mundo de la lectura: a cada página ya no soy la misma.

(Para ler o texto em português clica em: O maravilhoso mundo da leitura)

mulher lendo mujer leyendo amor pela leitura

Su lugar de refugio

La turbulencia de su día le había provocado un fuerte dolor de cabeza. Pero, por fin había llegado a su refugio, el lugar donde podría desconectarse y vivir otra realidad. Abrió las páginas del libro, respiró hondo y adentró en otro mundo. Un mundo lleno de colores diferentes, olores exquisitos y experiências inalcanzables en el mundo en que vivía. Allí ella podía vivir la vida de otros, mirar a través de sus ojos y sentir sus sentimientos. Viviendo la realidad de otros, aún que fueran seres imaginarios, su mundo también se transformaba, se enriquecía, haciendo de ella una persona más profunda, ancha y larga.  El libro era su lugar de refugio.

¡Hola, amigos! Escribí el microrrelato “Su lugar de refugio” para expresar la idea que quiero compartir, o sea: la importancia de la lectura como instrumento para la educación emocional.  He estado leyendo mucho sobre este tema, porque estoy haciendo un posgrado en cuentos y fábulas terapéuticas y he observado que es un tema de gran importancia.

Lo que sigue son fragmentos del texto “Educación Emocional a través del cuento”, escrito por la Psicóloga, musicoterapeuta y escritora Begoña Ibarrolla. 

Espero que te guste:

Leer nos ayuda a imaginar, imaginar nos ayuda a comprender nuestra realidad.

Supone entrar en el silencio y aprender a mirar hacia dentro. Entonces el lector aprende a diferenciar las emociones que le produce lo que lee y eso va configurando sus gustos y preferencias lectoras.

Las historias no sólo nos muestran lo que somos, sino lo que podemos llegar a ser; nos abren los ojos para mirar más allá de nuestra pequeña y limitada vida, y nos muestran las posibilidades de realización que se ofrecen a los seres humanos.

El cuento puede convertirse en el más precioso instrumento de liberación de la mente humana, una inagotable fuente de estimulación creativa, un tesoro de experiencias que enriquecen nuestra vida, pero, sobre todo, un espejo: el espejo que nos dice cómo somos en realidad; porque al leer un cuento casi siempre nos encontramos.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que decía Italo Calvino:

lectura es una relación con nosotros mismos

 

Gracias a los cuentos, el lector tiene la posibilidad de multiplicar o expandir su experiencia a través de las vivencias de los personajes y la oportunidad de explorar la conducta humana de un modo comprensible. El libro amplía la experiencia del mundo propio, le lleva a otros tiempos, otros lugares, otras formas de vivir y soñar, le asoma a realidades desconocidas.

la turbulencia de su día le había provocado un fuerte dolor
Fotografía y texto: Claudine Bernardes

¿Estás de acuerdo? ¿Qué sientes y qué más te gusta cuando estás leyendo? He compartido contigo mi experiencia, comparte la tuya conmigo. Un fuerte abrazo y hasta pronto.

El desafío de enseñar (o aprender) la gratitud.

(Para ler esse post em português clica em: O desafio de ensinar a gratidão)

enseñar la gratitud claudine bernardes
Fotografia de archivo.

Un día difícil

_ Mamá, no me ha encantado ese día.
Su mirada cansada y su cuerpo debilitado por la enfermedad eran testigos de que aquel día no había sido de los mejores.
_ Cariño, sé que no ha sido un gran día, pero aún en los días difíciles podemos encontrar cosas buenas, de las cuales podemos estar agradecidos, ¿no crees?
_ No, mamá. ¡Hoy ha sido un día horrible!
_ Mi amor, ¿te acuerdas de aquellos niños que se han quedado en el hospital cuando nos marchamos?
_ Sí, mamá.
_ Esa noche ellos no dormirán en sus camitas. Tendrán que pasar la noche en el hospital. ¿Y tú mi mi vida, dónde pasarás la noche?
_ En casa, mamá, contigo.
_ ¿No crees que esto es algo de lo que estar agradecido?

 

Era las tres de la mañana cuando me desperté para tomar la temperatura de mi niño y ver como estaba. Cómo no podía volver a dormir pensé que leer algo me ayudaría a conciliar el sueño. Fue entonces que encontré la entrada “Bote de la gratitud” (Pote da gratidão), en el blog “Amando o Hoje” (Amando el hoy).

La verdad es que necesitaba algo así para levantarme un poco la moral. Estoy pasando días difíciles. Días en los cuales uno no se siente demasiado agradecido. Pero el texto de Michelle me hizo reflexionar. Siempre estamos enseñando cosas a nuestros hijos como: tener empatía hacia los demás; tratar a todos con respeto; perdonar; estar agradecidos; sin embargo, cuando somos nosotros que estamos en el ojo del huracán, nos falta valor y disposición para poner estas enseñanzas en practica. Entonces he resuelto hacer mi lista de cosas por las cuales estaba agradecido aquel día:

Gracias Dios…

  • Porque a pesar de estar tan lejos de mi país, aquí también tengo personas que me aman y me ayudan cuando tengo problemas.
  • Por la seguridad social de España, los médicos y enfermeras que atendieron a mi hijo con tanta disposición.
  • Porque a pesar de estar tan debilitado, mi niño siempre mantiene la sonrisa y el deseo de mejorar.
  •  Porque las situaciones difíciles como esta me enseñan que puedo seguir adelante a pesar de las dificultades.

No importa lo que pase, siempre hay algo por lo que podemos estar agradecidos.

Ahora te comparto el “Bote de la Gratitud” de Michelle :

La idea es que a cada día los niños puedan reflexionar sobre cosas que los hagan felices; por las cuales dar gracias a Dios. A continuación deben escribir el motivo de la gratitud en un papel. Mi hija pequeña no sabe escribir, entonces ella hace un dibujo y yo escribo en la parte de atrás.  Apuntamos la fecha y ponemos el papel en el bote. El papel de la gratitud también podrá ayudar en otros momentos, cuando el niño se siente triste, y puede recordar aquel momento de gratitud y felicidad. También, se puede abrir el bote de la gratitud al final del año para recordar todas las cosas buenas que pasaron durante el año.

 

IMG_7136
Los botes de la Gratitud. Blog “Amando o hoje”.

 

 

 

 

 

Así que, si hoy estás pasando por un mal momento, haz tu lista de la gratitud. Te puedo garantizar que te sentirás mejor. ¿Te ha animado este texto? Espero tus comentarios.

¿La guerra es una opción?

(Para ler esse texto em português clica em: A guerra é uma opção?)

La guerra es una opción - torre de londres
Ilustración: Claudine Bernardes Amapolas de cerámica en la Torre de Londres.

Amapolas de Cerámica

_ Mamá, ¿adónde está papá?
_Está lejos cariño, en otro país, luchando por nuestra libertad.
Mientras la madre intentaba mantener el tipo, el niño la miraba con duda, no comprendía por que su madre le decía eso. ¡Cuándo se habían hecho esclavos? – pensó, sin decirlo,aquello debía ser un lío de los adultos, fue lo que concluyó.
_ Mamá ¿Cuándo regresará papá? – Ya estaba cansado de esperar, quería ver a su padre, jugar con él y preguntarle si de la lucha había resultado la libertad.
_Pronto cariño, pronto. – Contestó la madre conteniendo las lágrimas que luchaban por salir de sus ojos.
Pero, cuando el padre llegó, no era lo que se esperaba el niño. Caminó a su alrededor, mirando la caja cerrada, con una bandera sobre ella. ¿Qué hacía allí su padre? ¿Jugaba al escondite?
_ ¡Ya puedes salir, papá! – gritó golpeando la caja de madera – Te he pillado, sé que estás ahí.
La madre se acercó temblorosa, lo abrazó con fuerza y le dijo suavemente al oído.
_ Papá no despertará, cariño, ha muerto como un héroe.
El pequeño la miró lleno de duda, no comprendía… “¡Los héroes no mueren! Están siempre allí para sacarnos de los líos en que nos metemos.” – Fue lo que pensó decir el pequeño, pero cuando levantó sus ojos, pude ver que sobre él pesaban demasiadas miradas de pena, y una ves eligió callarse.
El niño se hizo hombre, se hizo padre y abuelo. Un día paseando con su nieto por las calles de Londres, un mar rojo de amapolas de cerámica llamaron la atención de ambos. Ellas caían en cascada desde la venta de la Torre y se esparcían al rededor de la muralla.
El hombre indicando una de las flores, dijo:
¿Ves aquella flor de allí? ¿La que está más alejada de las otras? – El pequeño fijó sus ojos en la flor que le indicaba el abuelo.
_ Sí, abuelito, la veo. ¿Qué es?
_ Aquella flor fue un soldado que luchó por la libertad, un héroe que murió con honor… y aun que para muchos sea solamente una flor de porcelana, para mí siempre será el padre que amó, pero que no me vio crecer.

 

 

En muchas personas la guerra produce sentimientos encontrados, desconcierto. En mi caso no es diferente. Por supuesto, me no gusta… pero… mientras el corazón humano esté lleno de tanto ódio, orgullo, soberbia y  egoísmo, habrá guerra. La guerra de los quieren conquistar y la lucha de los que quieren defender. Escribí estos dos textos porque me impactó el imagen que he visto en la Torre de Londres, cuando allí estuve, mientras estaban poniendo estas bellas flores de porcelana. 888.246 flores de cerámica, cada una representando un británico que cayó en la Primera Guerra Mundial.

 

Torre de Londres

Las flores caían  como cascada por la ventada, como un recuerdo de aquellos que cayeron, dando su vida para defender la libertad. Su ausencia dejó un vacío, un hueco profundo en el corazón de quienes los amaban.

Flores sin nombre, recursos en color rojo, como la sangre de los caídos por la libertad.

Os dejo algunas frases sobre la guerra:

Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importante que el de los ojos. Bob Marley (1945-1981) Músico jamaicano.

Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras .Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.

Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual. Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.

Jamás penséis que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen. Ernest Hemingway (1896-1961) Escritor estadounidense.

¿Tú que piensas? Déjame tu comentario. Si te ha gustado, compártelo entre tus amigos. Gracias por pasarte La Caja de Imaginación. 😉

Re-Read: Libros usados en una librería lowcost.

(Para ler este post em português clica em: Re-Read)

Re read A caixa de imaginação
Re-Read Castellón. Fotografía de Archivo.

Tesoro escondido

“Deslizó la mano por los libros alineados en la estantería. Sus ojos se fijaron en un título conocido, mientras una lluvia de recuerdos brotaron desde un rincón escondido de su memoria. ‘Siempre vale la pena releer un buen libro’ – pensó. Cogió el libro de la estantería, acariciando su portada como si abrazara a un viejo amigo. Lo abrió, encontrado un tesoro escondido en sus hojas envejecidas por el tiempo: ‘Estimada Clara. Sé que por ahora tus días parecen nublados. Pero puedo asegurarte, que detrás de estas nubes oscuras el sol todavía brilla. No dejes morir la esperanza. Pronto vendrá el viento que alejará la nube gris que oscurece tu día. Aunque no pueda estar físicamente a tu lado, te envío este libro. Será un buen amigo que te hará compañía, recordando que mis oraciones te acompañan. Un abrazo amoroso de tu abuela.’  Aunque su nombre no fuera Clara y la dedicatória no le fuera dirigida, sintió conmoverse su corazón.  Después de pasarse por el caja y pagar por su nuevo allazgo, salió triunfante. Realmente  había encontrado un tesoro escondido.”

Me encantan los libros usados y encontrar apuntes en sus páginas envejecidas. Pero, cuando encuentro una dedicatoria … oh … Me siento muy emocionada. Sin enbargo, al entrar en una librería de libros usados me sentía como un minero, en busca de un trocito de diamante en una cueva oscura, fría y húmeda. Algunas librerías que venden libros usados son como un nido de gatos, con libros esparcidos por el suelo, polvorientos y ocupando cada espacio, sin cualquier orden. Por supuesto, no todas son así. Pero, no me había encontrado ninguna que realmente me produjera placer a los sentidos. Hasta que, caminando por  Castellón encontré Re-Read. ‘Una nueva librería!’ – pensé. Cual fue mi sorpresa cuando percibí que se trataba de una librería de libros usados. Era limpia, organizada, agradable … un sueño para cualquier lector. De hecho, no es sólo agradable, sino que también es acogedor. Me sentí tan a gusto que el tiempo pasó sin que yo mi diera cuenta.

Reread 6

Además los precios son estupendos. En Re-read todos los libros tienen el mismo precio. Un libro por 3 euros, dos por 5 euros y cinco para 10 euros. Allí encontramos   libros infantiles, autores desconocidos y best-sellers como CS Lewis y Ken Follet.

reread

La primera Re-read fue inaugurada en Barcelona y tuvo tanto éxito que pronto se convirtió en una franquicia. Actualmente hay casi 20, y estoy seguro que el número de librerías lowcost crecerá aún más (Os dejo aquí su link http://www.re-read.com) .

Reread 2

Como puedes ver por las fotos Re-Read de Castellón es un lugar realmente agradable y acogedor. 

 

Re-read en la Caja de imaginación
Foto de archivo: Claudine Bernardes. Re-Read Castellón

Reread 4

 

Reread 5

Reread 7

Reread 1

Ahora ¡Cuéntame! ¿Ya conocías alguna Re-read? Esperaré tus comentarios. ¡Hasta pronto! Gracias por pasarte por “La Caja de Imaginación”, hasta pronto.

Sobreviviendo a mi primera tertulia literaria

(Para ler o texto em português clica em: Corações afins)

Corazones afines

Entré por la puerta con gran vacilación. Por lo general, lugares como aquel me harían sentir muy segura. Aún me acuerdo cuando escapaba de las amigas, durante el recreo, para esconderme entre los libros de la pequeña biblioteca de mi colegio. Caminé tímidamente por el pasillo y me puse a hojear algunos libros, sin siquiera leer sus títulos. Solo necesitaba volver a sentirme segura, y sabía que aquellos amigos mudos me ayudarían a conseguirlo. Subí las escaleras, un poco más segura de mí misma (pero no tanto) y saludé la única persona presente, un hombre maduro con una amplia sonrisa que parecía estar a cargo del evento. Curiosamente, cuando las personas no se sienten seguras, siempre ocupan la última silla de la última fila, aún sabiendo que luego se arrepentirán.
_ Tal vez sea mejor que te sientes más delante. – Me dijo con simpatía el Hombre de la  Amplia Sonrisa. Le devolví la sonrisa y me senté una fila por delante. Minutos más tarde me armé de valor y me cambié a la primera fila. En poco tiempo llegaron los demás asistentes. Es interesante que, a pesar de no saber nada de aquellas personas, compartíamos una parte muy importante de nuestras vidas, el amor por la literatura.
El Escritor invitado era un hombre pequeño, de pelo gris y mirada gentil. Llegó sin llamar la atención y se sentó humildemente al lado del Hombre de la Sonrisa Amplia. Después de hacerse la lectura de su extenso currículo, el escritor comenzó a hablar.
Yo creo que no solo yo, sino también los otros participantes esperábamos que el Escritor nos hablara de su libro, que trataba de un tema muy interesante.
Pero no, él decidió contarnos cómo se había enamorado de la literatura. Como una amante de historias ajenas, su relato fue para mí un gran regalo.
Todo había empezado en París, a finales de los años 60, mientras estudiaba medicina. De la medicina a la literatura fue un salto inevitable. Enamorado de la prosa y del verso, decidió vivir entre libros, escritos y escritores. “Salí de París contaminado con el germen de la literatura”, admitió. Allí, escuchando aquel hombre canoso y lleno de historias, me di cuenta de que observando con cuidado, podemos crecer a partir de las experiencias de los demás. Especialmente cuando somos corazones afines.

  • El HOMBRE DE LA SONRISA AMPLIA: Victor Vázquez Bayarri  (escritor, cantor y compositor), y miembro fundador de  ALCAP (Asoc. Lit. Castelló Amigos de la Poesía).
  • EL ESCRITOR: Ricardo LLopesa, escritor Nicaragüense, investigador (dedicando gran parte de su trabajo a la investigación de la obra dariana – Rubén Darío), director del Instituto de Estudios Modernistas y miembro correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua.

    Encuentro literario 1
    A la izquierda el Escritor (Ricardo Llopesa), a la derecha el Hombre de la Sonrisa Amplia (Victor Vázquez Bayarri).

Ahora que ya conté mi experiencia en prosa, me gustaría que conocieras algunos datos de la tertulia:

Evento: Racó de la Cultura i de l’Art d’Adall. Tertulia. Manual del escritor de cuentos).

Organizado por la Asociación Adall Castellón. 

Fecha y lugar: 30/11/2015, Librería Babel – Castellón de la Plana.

La anécdota de la noche

Allí estaba yo intentado pasar desapercibida (lo que es difícil cuando sueles ser la única desconocida), cuando en medio de la tertulia el presentador empieza a alabar a un cuento que le gustaba, titulado “La Isla a medio día”, entonces mira hacia mi dirección y pregunta: – ¿Ya leíste “La Isla” de Cortázar?
Sin tener certeza si la pregunta la hacía para mí o para el hombre que estaba detrás, contesté tartamudeando (me quedo tartamuda perdida cuando estoy nerviosa): – Soy brasileña, no conozco muy bien a los escritores hispanos.
“¡Qué vergüenza!” – pensé para mis adentros – “¡Qué excusa más mala para quien ya vive a diez años entre hispanos!”
Y deseé haberme quedado de incógnita en la última silla de la última fila.  

Antes de terminar el evento Víctor nos cantó la última canción que había compuesto en francés y castellano. Su interpretación me dejó muy emocionada.

Victor Vázquez Bayarri a caixa de imaginação
Víctor Vázquez Bayarri.

Claro está que  para terminar, no podría dejar de hacerme una foto con los  protagonistas de mi historia:

Ricardo Llopesa, Claudine Bernardes e Victor Vázquez.

Te animo a participar de eventos como este. En todos los lugares podemos encontrar asociaciones de escritores o amantes de la literatura, donde personas con corazones afines pueden compartir experiencias, aprender y crecer juntas.

Un fuerte abrazo y gracias por visitarme en mi “Caja de Imaginación”. 😉