¿Estás criando pájaros en jaula de hormigón?

(Para ler o texto em Português clica em: Pássaro em gaiola de concreto)

pássaro na A Caixa de Imaginação
Ilustración: Claudine Bernardes

El pajarito en su jaula de hormigón

El pobre pajarito esta preso en la jaula.
Le dan de beber y le dan de comer.
Esperan con ansias que cante…
pero, ¿cantar qué?
¿Cantar de como es triste su prisión?
¿Qué le duele las alas y que desea liberación?

El pobre pajarito esta preso en su triste jaula,
hecha de ladrillo, revestida de hormigón.
Le dan de comer, le dan de beber,
le enseñan a leer.

El pobre pajarito ya nació en una prisión.
Pero aún es pájaro y anhela volar.
Se choca constantemente contra su jaula
y le hace daño su prisión revestida de hormigón.

El pobre pajarito desea salir de la prisión,
entonces molesta, protesta;
sin embargo, nadie le presta atención.

El pobre pajarito desea volar,
quiere volver a ser libre,
y no deja de fastidiar.
Le apuntan a la actividad extraescolar,
para que el pajarito, lleno de cansancio al final del día,
caiga rendido y deje de molestar.
(Claudinebernardes)

A veces siento que estoy creando un pájaro en jaula de concreto

Jugar es la actividad más importante para los niños.

No se trata solamente de diversión, es también una forma de desarrollarse y aprender. Conforme el artículo de Melinda Wenner Moyer, en la revista “Mente y Cerebro” nº 46 (La importancia de jugar),

“El juego de los niños estimula su inteligencia y reduce el estrés y según diversos estudios realizados, la falta de juego en la infancia junto con el maltrato constituyen dos variables que deterioran el desarrollo.”

Recuerdo que de pequeña jugar era el centro de mi vida.

Sola, con los hermanos, primos, vecinos; todo el vecindario era nuestro jardín de juegos. ¿Estudiaba? ¡Por supuesto! Pero, había libertad para hacer lo que quisiéramos con nuestro tiempo libre. Eran otros tiempos, no lo niego. Hoy los niños no viven con tanta libertad, aún más en España donde la gran mayoría vivimos en edificios. Súmase a esta realidad el hecho de que en la gran mayoría de familias, ambos padres trabajan y los niños no tienen otra que pasar la mayor parte de su tiempo en el colegio. Estas pobres criaturas empiezan a estudiar cada vez más temprano (mí hijo a los cuatro años ya sabía leer), y para ocupar su tiempo los inscribimos en diferentes actividades extraescolares.

¿No te parece que nos estamos pasando de los límites?

Conozco a muchos niños que llegan al cole a las ocho de la mañana (algunos antes), comen allí, y a las 17h cuando terminan las clases, aún deben participar de actividades extraescolares (danza, patinaje, futbol, piscina, matemática etc). Aún después de todo eso, su día no ha terminado. Deben llegar a casa, hacer las tareas, estudiar para los exámenes, cenar, bañarse y caer rendidos de sueño… porque al día siguiente todo se repite.

Es como si cada minuto de la vida del niño estuviera programado. Ocupar el tiempo de nuestros hijos con lo que sea (con tanto que no nos moleste) se ha hecho una obsesión para los padres.

Melinda Wenner Moyer adverte:

“Actualmente los padres priorizan para sus hijos las actividades estructuradas y dejan poco margen para el juego libre que beneficia la creatividad, la cooperación y la conducta social.”

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros niños?

Como madre me gustaría que mi hijo tuviera una infancia más libre, como la tuve yo, pero sé que eso es difícil. La poesía y la ilustración que aparecen en esta publicación las hice para recordarme constantemente de mi responsabilidad en cuanto a la felicidad y salud mental de mi hijo. Para que ello no cayera en el olvido, enmarqué la ilustración y la puse en la pared, delante de mi escritorio:

Meu escritorio

Además, mi marido y yo hemos creado algunas pautas para que nuestro pequeño no se sintiera en una jaula:

1 – La educación de nuestro hijo es nuestra responsabilidad: Observo una creciente tendencia de poner en manos del Estado (instituciones de enseñanza) la responsabilidad de educar a los niños. El colegio es un gran apoyo, pero la educación de los niños debe ser responsabilidad de sus padres. Así que nuestro hijo solo pasará en el colegio el tiempo esencial y obligatorio (que ya me parece demasiado).

2 – Jugar sin más pretensiones: Jugar por jugar, haciendo sus propias elecciones, desorganizando toda la casa si es necesario (con la condición de que después de jugar la arregle).

3 – Ir al parque: no tenemos jardín, así que buscamos llevar nuestro pequeño al parque con una cierta frecuencia.

4 – Actividad extraescolar limitada: hemos decidido que, por ahora, nuestro hijo solamente participará de una actividad extraescolar y la ha elegido él.

5 – Jugar con la imaginación y fortalecer la concentración: nuestro pequeño tiene dificultades para concentrarse, para ayudarle utilizamos juegos para fomentar la concentración (Oca, parchís, bloques etc.). Además hacemos trabajos manuales en familia y escribimos nuestros propios cuentos infantiles.

Antes de terminar me gustaría compartir contigo una campaña que estoy apoyando: Por la racionalización de los deberes en el sistema educativo español. Si estás de acuerdo entra y firma la petición, además puedes compartirla con tus amigos. Si aún no lo tienes claro, mira el video abajo:

Sé que como padres ya hemos cometido muchos errores. Hay días que son muy duros, otro no tanto, pero siempre estaremos dispuestos a mejorar, a repensar nuestros conceptos y buscar nuevas formas que nos ayuden a educar nuestro hijo con amor y responsabilidad. Deseamos que él se sienta tan amado por nosotros, como nosotros nos sentimos amados por nuestro Creador.

Me gustaría que compartieras conmigo tu opinión. Así que espero tu comentario. 😉

Anuncios

No quiero flores.

(Para ler a publicação em português clica em: Não quero flores)

Cuando cerrar mis ojos,
será lo más natural posible.
Sin pena, angustia o remordimiento.

Cuando se apague la luz
de mi vida en este cuerpo,
no quiero que derramen lágrimas
sobre la materia que se hará presente.
No espero lamentación ni dolor.

Cuando mi espíritu deje este cuerpo,
mis ojos no brillen más
y la sonrisa se haya fugado de mi rostro…
no se aflijan por eso.
Yo fui con mi Creador.

¡No quiero coronas caras!
No sepulten las flores conmigo.
No las maten por mí.
Prefiero que ellas vivan
hasta que el sol las queme
y se marchiten naturalmente.

Porque en aquel día,
seré como una flor seca,
por el sol de la vida.
Una flor, que un día nació,
dejando que su raíz
penetrara en la tierra-vida.

Una flor, que entregándolo todo,
hizo lo máximo,
para dejar la vida de los que la veían,
más alegre y perfumada.

Por eso, os pido…
no lloréis por la flor que se marchitó.
Alegraos por los recuerdos que ella dejó.
(Claudine Bernardes)

la caja de imaginación
Fotografía y edición: Claudine Bernardes

La isla que soy

(Clica aqui para ler a poesia em Português: A ilha que sou)

la caja de imaginación
ilustración: Claudine Bernardes

Soy una pequeña isla,
viviendo en la soledad
de su micro-clima,
ahogándome en mi misma.

Soy una pequeña isla,
que camina por la calle,
ajena al dolor del prójimo,
insensible a todo lo que no sea
mi propia necesidad.

Soy una pequeña isla,
árida, seca y vacía,
que mata de hambre y sed
a todo el que se atreve a visitarme.

Soy una pequeña isla
que se ahoga y se pierde.
Cada día menguando,
hundiéndome,
en el océano de la vida.
¿Hasta cuando seré isla?

Claudine Bernardes

¡Acuérdate! La Caja de Imaginación es nuestro instrumento de comunicación, espero tus comentarios y sugerencias. 😉

No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy…

(Para ler essa publicação em Português clica em: Não tenho ouro nem prata, mas o que tenho te dou)
frase caja de imaginación

No me omitiré

Seré el martillo que golpea tu consciencia
Te perseguiré por las calles y gritaré tu crimen,
Te molestaré de todas las maneras imaginables, no te daré paz.

Cuando te mires al espejo seré tu reflejo,
te señalaré con el dedo y te llamaré cobarde,
cobarde por vivir solo para ti, cobarde por no actuar,
por pensar que lo poco que puedas hacer no es nada;
cuando tu “nada” podría ser el todo de alguien.

Publicaré en los periódicos tu cruel omisión,
porque tus palabras vacías y tu mirada de pena
no alimentan a los que viven la hambruna del mundo.

Te cazaré  en el cine, por las tiendas y el gimnasio,
en todos los lugares donde alimentas tu futilidad.
Te haré  recordar de la mano extendida, del plato vacío,
de las noches oscuras de los que duermen sin techo,
y que ya no tienen lágrimas para derramar.
(Claudine Bernardes)

a caixa de imaginação

Hoy quiero hablar sobre ayuda humanitaria.

Interesante como nos sentimos tocados cuando vemos en la televisión o en las redes sociales imágenes de personas afectadas por la guerra, el hambre o las diferentes dificultades de la vida. Pero, ¿qué estamos haciendo para ayudar? La gran mayoría no hace NADA, absolutamente NADA. Si cada uno de nosotros hiciera un mínimo esfuerzo por ayudar, las cosas podrían ser bastante diferentes. Es ahí donde surgem las escusas:

Estoy sin trabajo”.  “No tengo para mí, ¿cómo podré ayudar a los demás?”  “No puedo hacer nada, casi no llego a fin de mes con mi sueldo.”

Perdona la sinceridad, pero para mí todas esas escusas son tonterías egocéntricas del “yo” y “mis problemas” ocupando el centro del universo. ¡Realmente hay personas muriéndose de hambre! Hablemos de los desplazados de Siria,  conforme  UNICEF, 14 (CATORCE) millones de niños y niñas fueron afectados por el conflicto en Siria. A esto hay que sumar los adultos y mayores.  ¿Qué hablar del hambre en África? Las dificultades en Haiti… y por ahí seguimos…

¿Crees que soy negativa? Al contrario, solo busco despertar mi conciencia y la de otras personas.  Me niego a ver toda esta hambruna como algo normal, algo se puede hacer. Si consigo una sola persona que actue en consecuencia me sentiré victoriosa, de lo contrario aún así sabré que estoy haciendo mi parte.

Ahora voy a compartir contigo una iniciativa para recaudar fondos para los desplazados en Siria y después  de daré ideas de acciones que tu puedes desarrollar para hacer tu parte.

ajuda humanitaria a caixa de imaginação
Foto de archivo. Evento para recaudar fondos, Centro Cristiano de Castellón.

El día 31 de outubro hicimos una “merienda misionera”. Reunimos unas doscientas personas para recaudar fondos para los desplazados en Siria. Fue una iniciativa del departamento de misiones de la iglesia que asisto (Centro Cristiano de Castellón).     La organización fue simple:

  • Una tarde con presentaciones de teatro, música y danza,
  • Venta de bocadillos y bebidas.
  • Concurso de tartas, donadas por los participantes para venderlas después,
  • Venta de productos artesanales,
  • Exposición y venta de cuadros.

Não tenho ouro 3Nāo tenho ouro foto 2

Los cuadros son el resultado de un taller sobre creatividad que realicé con el grupo de jóvenes y adolescentes de la iglesia. Durante el taller ellos hicieron fotografías y micro-relatos. Enmarqué el producto final y los expuse el día del evento. La gran mayoría de los participantes eran adolescentes sin trabajo y sin  condición de donar nada a parte de su tiempo y creatividad. Vendemos todos los cuadros y ellos se sintieron muy felices por ayudar a los refugiados a través de su trabajo. Por otra parte, como experiencia personal, puedo decir que me sentí muy realizada porque alcancé dos objetivos:

  •  Ser punto de partida: Conseguí que un grupo de personas pusiera en práctica su creatividad y descubriera talentos.
  • Ayudar a los refugiados: Conseguí promover la recaudación de fondos para los desplazados de Siria.

Si puedo evitar que un corazón sufra, no viviré en vano; si puedo aliviar el dolor en una vida, o sanar una herida o ayudar a un petirrojo desmayado a encontrar su nido, no viviré en vano.
Emily Dickinson

HAZ TU PARTE

Ahora apuntaré varias acciones que tú puedes empreender para recaudar fondos.

Utilice tus talentos, no te cuesta nada

  1. Escribir: Este blog solo tiene 2 meses de vida, durante este tiempo he conocido una gran cantidad de personas con un gran talento para escribir. Si conoces personas que les gusta escribir, puedes hablar con ellas y hacer un grupo de escritores, para en conjunto publicar un libro electrónico. Puede ser un libro de poesías, micro-relatos, relatos cortos. El libro puede ser vendido en Amazon o otra plataforma de venta de libros. No hay gastos y lo que se recaude será donado a las organizaciones de ayuda humanitaria.
  2. Ilustración y fotografía: No es necesario ser un gran ilustrador un  fotógrafo famoso para hacer algo. Mira mi ejemplo, no soy una buena ilustradora (ni siquiera me considero ilustradora) pero a la gente le gustó lo que dibujé; les encantó las fotografías y los textos. No es necesario venderlos por mucho dinero, lo que importa es conseguir un poco de aquí y de allí que sumado puede hacer la diferencia. Puedes organizar una exposición y venta donde estudias, en asociaciones, iglesias o dentro de otro evento ya organizado.
  3. Organiza un Evento: Como pudiste ver, no es necesario mucho, y hay mucha gente dispuesta a ayudar. Invita a un grupo de teatro, o un grupo de baile local, incluso un grupo de música. Hay muchos artistas locales que les gusta donar su tiempo para eventos así.
  4. El don de animar: A lo mejor eres el tipo de persona que tienes el don de la palabra; te mueves por las redes sociales y hay mucha gente que te sigue. Utiliza estas herramientas para animar a otros para que inicien por su cuenta la recaudación de fondos para las organizaciones internacionales.
  5. Sea un instrumento de promoción: Divulga campañas de ayuda humanitaria a través de los medios sociales por donde te mueves. Seas tú la voz de los olvidados.

No necesitas ni plata ni oro para hacer lo correcto, con tu voluntad y creatividad puedes hacer mucho.

Si tienes otras ideas para complementar esta publicación, me encantaría introducirlas informando que se trata de una sugerencia tuya. Gracias por tu compañía y hasta pronto.

Lugares que invitan a escribir: Alejandro

(Você pode ler este texto em Português: Lugares que convidam a escrever “Alejandro”)

Alejandro dormindo

Duerme, cariño mío, porque mientas sueñas velaré por ti. Te ves tan tranquilo que nadie diría que despierto eres mi tsunami y mi alegría. Estás creciendo amor mío, pero mientras sea tu “mamá querida” te tendré en mi regazo y te llenaré de besos. Ya vendrá el día en que tendrás vergüenza de hacerme muestras de cariño en público. Pero aún entonces, te miraré a los ojos y sabré que todo tu amor por mí lo llevas guardado adentro. Descansa en tus sueños, vida mía, y perdóname por todos los errores que he cometido en el camino. Fueron muchos, ¡ya lo sé! Pero si hay algo que pueda decir en mi defensa es que me equivoqué, no por amarte poco, sí por amarte demasiado y desear que fueras lo mejor de mí. ¡Ah, mi niño! ¿Cómo pudiste transformar toda mi vida en tan poco tiempo? Me has enseñado como me falta paciencia, me sobra intolerancia y aún así me amas. Pero voy aprendiendo, cariño, porque contigo estoy en el camino… espero caminar a tu lado durante muchos años. Duerme, cariño mío.

Alejandro piscina

Océano

Si hay un lugar donde encuentro inspiración es en mi niño. A lo mejor me dirás que personas no son lugares, pero no puedo estar de acuerdo contigo. ¡Todas las personas somos lugares! Hay personas que son oasis, mientras otras son desierto; hay personas hogar, posada, parada de descanso; hay también las personas punto de partida, hay las que son islas, mientras otras son puentes. Alejandro es un océano, donde a veces siento que me ahogo por no saber nadar. Es tan bello, con su azul infinito, pero en el mismo lugar donde reina belleza y calma también hay sorprendentes tempestades y peligrosos monstruos marinos. Incluso hay veces en que miro mi reflejo en sus aguas y veo que el monstruo soy yo. Aunque no sea fácil ser madre, por otra parte, es inspirador. Los sentimientos que experimenté en estos últimos cinco años han cambiado mi manera de ver el mundo, verme a mi misma y comprender a los demás. Todo ello me motivó a escribir. No solo eso, despertó mi escritora adormecida. Estoy agradecida a Dios por haber puesto a este pequeño huracán en mi vida, porque en él he visto cuanto me falta y cuanto me sobra. ¡Te amo, Océano!

Alejandro Paola

Me gustaría terminar con unas frases de la gran escritora Isabel Allende sobre el proceso creativo (también puedes ver la entrevista aquí):

“El proceso creativo es misterioso pasa en un lugar del cuerpo y de la mente al cual uno no tiene acceso en la vida conciente. ¿Por qué uno quiere escribir sobre eso en particular? Porque es el momento. (…)

Para escribir mi primera novela demoré 39 años. (…)

Se vá gestanto como un bebe y llega un momento en que la historia está madura para nacer. Ese momento nadie puede determinar, puede ser cinco años, puede ser cinco minutos.

Hay momentos en la vida que son como humbrales. La adolescencia es un humbral (…) logo hay el momento cuando uno da a luz. Cuando tiene hijos. Cuando uno se convierte en padre o madre. Porque entre en otra etapa de la vida.”

Gracias por visitarme. La Caja de Imaginación es un canal de comunicación, me encantaría recibir y contestar tus comentarios. ¡Hasta pronto!

Amor sin palabras

(Para ler o texto em Português clica em: Amor sem Palavras)

poesía de Claudine Bernardes
Texto e ilustración: Claudine Bernardes

Yo para ti

No me pidas para escribirte poemas de amor,
cuando todo mi amor está delante de ti.
Compréndelo,
las palabras no pueden contener lo que siento por ti.
Puedo escribirte sobre el amor,
pero, no me pidas para expresarlo en palabras.
Eso es demasiado para mi.
No me pidas para expresar en palabras,
lo que ellas no te pueden decir.
Pero mírame,
mis ojos, mis labios, mis manos, hablarán por mi.
Porque todo mi ser,
es amor sin palabras,
para ti.

Me niego a transformar el amor en palabras tan limitadas de sentido (a lo mejor la limitada soy yo). El amor debe ser vivido y transmitido cada día. Porque cada día trae la maravillosa oportunidad de amar. Y digo “amar” porque “ser amado” es otra historia, vá más alla de nuestras posibilidades. Sin embargo, siempre estará en nuestras manos el amar y transmitir ese amor.

Termino con una canción que me encanta. Es de Marcelo Janeci y se llama “Pra Sonhar”:

Gracias por pasarte por “La Caja de Imaginación“. Espero tus comentarios y aportaciones. ¡Hasta pronto!

!Tu corazón no es vertedero¡ Echando fuera los escombros del pasado.

lorena chaves. El lamento
Fotografía y edición: Claudine Bernardes

Lo que llevo adentro.

Guardo la esperanza atrapada en una caja de zapatos. A veces espío con cuidado, pero no la abro demasiado para que no huya. Guardo mi esperanza con celo, deseando que las cosas cambien, y que esta simple esperanza se convierte en algo tangible.

Guardo el sentimiento que dejaste, el dolor que provocaste cuanto te fuiste. El mundo no lo ve porque lo guardo con celo. Nadie lo escucha. Me callo y oculto lo que llevo. Aunque adentro, la terrible tormenta crezca, es mí tormenta y no la dejo partir. En verdad, guardo ese dolor porque es lo único que me une a ti.

Guardo adentro el deseo de ser lo que nunca será. Lo mantengo oculto donde solo yo pueda amarlo, lejos de los que puedan juzgarlo. ¡No! ¡No insista¡ No lo dejaré irse. Solo él me conecta con lo que jamás tendré el valor de ser. Porque ahora solamente soy una sonrisa apagada y voluntad contenida, en un mundo que exige que sea más de lo que pueda llegar a ser.

Guardo, disimulo y mantengo lo que una vez fue y ya no existe. A veces me pregunto si no sería más fácil dejarlo ir. Pero el miedo al vacío me hace retroceder; cierro la puerta y no lo dejo ir. 

Guardamos ropas que ya no nos entran con la esperanza de que un día vuelvan a servirnos. Teléfonos de personas que han desaparecido de nuestras vidas y posiblemente jamás vuelan. Todos guardamos cosas, materiales o inmateriales. Yo guardo mis zapatillas de escalada como si fueran un tesoro. En ellas conservo los recuerdos de tiempos agradables cuando conquistaba las alturas; la adrenalina de la caída cuando mis brazos y piernas ya no soportaban el peso de mi cuerpo. Sin embargo, hay cosas que no las debemos guardar.

El rencor:

A veces, atesoramos sentimientos negativos hacia personas que nos han hecho daño. Todos sabemos que el perdón es esencial para nuestra salud mental, espiritual e incluso física. Pero cuando nos toca a nosotros, buscamos excusas. “No estoy dispuesto a perdonar.”No sabes cuánto daño me ha hecho.” Estos argumentos no son racionales, porque mientras no perdonamos estaremos atados de forma nociva a esta persona. Perdonar es saludable y liberador.

Deseos inalcanzables que producen frustración:

Algunas cosas son inalcanzables simplemente porque no estamos dispuestos a convertirlos en realidad o no queremos pagar el precio de la conquista. Un ejemplo que he experimentado en mi vida: después de haber trabajado muchos años con el derecho y cuando terminé mi carrera, decidí hacer un master en España. Yo tenía una loca pasión por el derecho y deseaba ser una abogada hasta el fin de mis días. Por fin me casé y me quedé en España. Por una variedad de situaciones que van desde varios exámenes orales extremadamente complicados (para homologar el título), sumado al hecho de que soy demasiado idealista para trabajar con el derecho español (demasiado cuadrado), tuve que tomar una decisión: Dejar a un lado mi pasión por el derecho para poder vivir la vida que ahora se me presentaba o vivir llorando sobre la leche derramada (llena de frustraciones y viviendo de la nostalgia de lo que sería mi vida profesional en Brasil). Dejé el amor partir y acepté mi vida actual (que no está nada mal). Ahora voy mas ligera de equipaje y estoy lista para emprender nuevas aventuras.

Los sentimientos y las relaciones nocivas:

¿Alguna vez te enamoraste de alguien que, aunque no te llevara en serio, tampoco te dejaba ir? Esto es terrible! Es como mantenerse esclavizada a una relación sin futuro. Una calle sin salida. A lo mejor es el tiempo de plantearse seguir adelante sin esta persona. En verdad, eso beneficiará a ambos. También está aquel sentimiento que guardamos hacia a alguien que no quiere más estar en nuestra vida. ¿Qué razón nos hace guardar sentimientos por alguien que ya partió, que no quiere estar a nuestro lado? Eso ocurre porque albergamos la ilusión, de que a lo mejor un día, esa persona se dé cuenta de lo maravilloso que somos, y regrese corriendo arrepentida de haber partido. Eso es terrible, agotador y nos aprisiona a algo que ya no existe. ¡Acéptalo! Es hora de pasar página.

¡Échalo fuera! ¿Qué bien te hace guardar escombros del pasado? Camina por la vida ligero de equipaje, porque la vida misma es pesada.

Me gustaría terminar con una canción de Lorena Chaves, titulada “El Lamento“:

Renunciaré a lo que no sé,
por no saber esperar lo que pasará.
Los sueños que se fueron junto a ti,
Ya no sé por dónde volver a empezar
Una historia de amor así eterna
Ni una en vida entera se olvidará
Sigo lamentando por las fichas gastadas en ti.

Ni de lejos yo viví la paz
Fue recorrer las curvas de la avenida
Comprar vitrinas llenas de futilidad,
Hacer sonreír tristeza en la inmensa dolor.
En las cajas el vacío de mi alma
Una cura temporal para la soledad
Busco esperanza para esta vida vana
Es hora de mirar hacia el cielo y caminar.

Por aquí nos quedamos, pero no te olvides de lo que hoy hemos hablado. Echa fuera los escombros 😉 Espero tus comentarios y si te ha gustado, comparte esta entrada con tus amigos. (Também podes ler este post em português:  O que escondo dentro de mim.)