Llegó la Primavera

(Para ler o texto em Português clica em Estações)

calle con flores la caja de imaginación
Villafamés – Castellón – España. Fotografía : Claudine Bernardes

Estaciones

¡Me fascinan las estaciones!
¿A ti no?
A lo mejor no las miraste detenidamente,
no las observaste como deberías.
Si las examinaras en verdad,
verías la belleza que guarda cada una de ellas.

En mi otro mundo,
(donde las cosas son completamente diferentes)
estaba el verano y el invierno,
los dos polos opuestos de las estaciones.
Sin embargo, el otoño y la primavera,
no los sentía venir.
Pasaban silenciosos,
sin hacer ruido,
sin ser conocidos.

En mi otro mundo,
(y como a veces lo extraño)
nunca pude apreciar el caer de las hojas,
mientras caminaba por una alameda.
Los árboles desnudos, esperando renacer.
Jamás sentí el gusto de quedarme absorta,
admirando la mezcla del verde, el amarillo y el marrón.
Cosas que solo en otoño se pueden ver.

Pero también está la primavera,
mi dulce estación.
Aunque me produzca alergia,
también me produce alegría.
Alegría y alergia, dos palabras tan dispares,
formadas por las mismas letras
(¡ya está bien de divagar!).

La primavera es bella,
inspiradora,
llena de colores,
y en la ciudad abundan las flores.
También se llena de olores;
olores que recuerdan mi alergia…
(Mejor me quedo por aquí,
porque esa alergia no me deja escribir).

Es curioso como algo que nos gusta tanto, puede traernos tanta alegría y a la vez hacernos daño. ¡Me encanta la primavera! A diferencia del lugar de donde procedo, el lugar donde ahora vivo está lleno flores por todos los sitios – tanto por la ciudad como por el campo. Adoro salir a caminar en primavera y observar las calles floridas, como esa hermosa y estrecha calle de Villafamés, pero tengo alergia al polen.

Así es la vida, llena de contrariedades. ¡Feliz primavera!

Dos mundos, dos amores.

(Para ler o texto em português clica em: Meus dois mundos)

 

Mis dos mundos

¡Te amo mi nación!
Pero ahora aquí estoy, muy lejos de ti.
Aunque me asombra lo que te voy a decir,
lo confesaré sin miedo a mentir.

Deseo quedarme…
necesito estar aquí.
Me enamoré de esta tierra,
tan diferente de ti.

Aprendí a amar sus lenguas y su gente.
Me fascinan sus naranjos,
y el olor de la flor azahar.
Incluso sus montañas,
tan diferentes de las tuyas,
que en un principio me hicieron llorar,
ahora me llaman a caminar.

Observo mis versos,
ya no son iguales.
Han cambiado, se mezclaron…
Tienen el sabor de los dos mundos,
de aquí y de allí.
En ellos puedo unir mis dos amores.

¡Lo confieso! No me reprendas así.
Tengo dos amores, igual de grandes,
igual de fuertes y no lo puedo impedir.

Claudine Bernardes

Gracias por visitar mi “Caja de Imaginación”.  ¡Hasta pronto!

Soy Poesía

(Para ler o texto em Português clica em: Sou Poesia)

Sou feita de palavras.png
Texto e ilustração: Claudine Bernardes

Soy poesía

Soy hecha de palabras.
Fue escrita con amor
por las hábiles manos del Autor del Universo.
No soy una casualidad del destino,
desencuentro de la vida
o encuentro de amores perdidos.
Soy sinfonía, canción y armonía.
Sin embargo, aun soy una canción por terminar,
una composición inacabada.
Sigo sonando, retumbando,
a veces molestando.
Aun estoy incompleta,
me faltan acordes, pero soy melodía.
Estoy en las manos del maestro,
mi compositor,
el autor de la vida.
Él me hizo de palabras,
soy poesía.

Claudine Bernardes

Gracias por pasarte por mi “Caja de Imaginación”. Me encantará recibir y contestar tus comentarios. Hasta pronto.

¿Qué llevas adentro?

(Para ler o texto em Português clica em: Sou Jardim)

ilustración claudine bernardes
Ilustración: Claudine Bernardes

 

Soy jardín

Puedo parecer una muralla sombría,
hecha de piedras ásperas,
ennegrecidas por el tiempo.
Pero adentro conservo un jardín,
donde hay flores y pájaros.
Dentro de mí la vida sonríe.

Aunque parezca vieja,
porque soy vieja,
el tiempo dentro de mí se ha congelado.
Si te atreves a mirarme,
despojado de tus prejuicios,
verás que adentro soy un jardín.
Que las flores nacen dentro de mí.

Es posible que llegue un día,
en que mis movimientos se relenticen,
que mis músculos se frenen.
Incluso la memoria,
el bien más precioso que tengo,
se vaya y me deje.
Pero aún entonces,
si te atreves a mirarme,
despojado de tus prejuicios,
verás que adentro llevo canción.

Porque en mi vida, a veces amarga,
a ratos tormentosa y afligida,
siempre he sido una muralla,
que guarda adentro un jardín
y una bella canción.
Afuera…
afuera he dejado todo lo feo,
lo malo y sucio.
Todo lo que podría matar el jardín
que llevo adentro.

(Claudine Bernardes)

 

Mi consejo de hoy es simple:

Aunque afuera ocurra un huracán, aunque por fuera no seas bello o ya no seas tan joven, guarda tu belleza adentro. Custodia como un tesoro lo más valioso que tienes, porque lo que llevas adentro es lo que eres.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. (Proverbios 4:23)

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.(Lucas 6:45)

Y tú ¿qué llevas adentro?

Gracias por compartir tu tiempo conmigo y me encantaría recibir tus comentarios. Hasta pronto.

Cambiar: Una cuestión de supervivencia

(Para ler o texto em Português clica em: Mudanças)

a mesma de ontem morreu
Fotografia de Arquivo: Claudine Bernardes

 

Cambios

¿La misma de ayer?
No, jamás volveré a serlo.
Porque la persona de ayer,
se murió cuando me dormí.

Hoy desperté un poco diferente,
un poco cambiada.
Soy una variación de la persona de ayer,
una nueva versión.
Aunque la mudanza sea pequeña
y para algunos imperceptible,
te lo garantizo,
¡No soy la misma!

Lloro más en las películas,
y menos en los entierros.
Mis pérdidas ya no son tan sentidas.
Sin embargo, la persona de hoy
sufre más con la pérdida ajena.
Insólito ¿verdad?

Pero, lo confieso,
me gusta cambiar,
me gusta morirme a mí misma…
cada día.

Porque así tengo la oportunidad
de volver a intentar.
Bueno, por hoy ya hablé demasiado
y viví lo suficiente, es tarde y tengo que irme.
Llegó la hora de la persona de hoy
empezar a morirse.
(Claudine Bernardes)

Año nuevo, reinicios y mudanzas.

Creo sin dudar que todos los días tenemos la oportunidad de un nuevo reinicio, de cambiar y volver a intentar. Amo cada día, cada lunes y cada año nuevo.  Para mi son sinónimos de esperanza y de que cosas nuevas y buenas pueden pasar.

Sin embargo sé que nosotros somos los dueños y responsables en aprovechar las oportunidades de mejorar, que Dios nos regala cada día.   No podemos dejar que los días pasen sin que cambios necesarios ocurran en nuestro caracter. Es nuestra responsabilidad. Por desgracia he conocido a muchas personas que cuando jóvenes eran adorables, llenas de esperanza y fe, pero han permitido que los problemas de la vida y el tiempo mataran esos sentimientos. Ahora son personas tristes, mezquinas y viven sin esperanza. Es por ello que creo que todos los días debemos morir y volver a nacer como una persona mejorada, con una mirada limpia y dispuesta a aceptar los cambios. ¡Sé que es difícil! Pero hay que intentarlo.

Te propongo a hacer un ejercicio conmigo. Obsérvate al espejo y hazte estas preguntas:

 ¿Como es la persona de hoy? ¿Ya fue una persona mejor? ¿Qué sentimientos buenos he perdido en mi camino? ¿Perdí la fe, el amor propio, la esperanza?  ¿Qué malos hábitos me gustaría que hoy murieran en mi vida?

Acuérdate que todos los días tenemos la oportunidad de cambiar; pero ni todas las personas que están en nuestras vidas esperarán estos cambios. Además, habrá un día en que el DÍA terminará para nosotros.

Poesía Cambios para la Caja de Imaginación
Fotografia y texto: Claudine Bernardes

¿Estás de acuerdo con esa reflexión? ¿Qué cambiarías o acrecentarías? Espero recibir  tus comentario. Gracias por pasarte por “La Caja de Imaginación” Hasta breve 😉

Soy lo que soy.

(Para ler o texto em português clica em: Sou o que sou)

ilustración claudine bernardes
Ilustración y texto: Claudine Bernardes

Soy

¿Quién soy yo?
Soy la voz que no se
acalla en tu consciencia.
Que a veces logra ser escuchada,
cuando tu “yo”,
tu sucio, fútil y pequeño “yo”,
se aquieta.

No soy una estrella,
no soy un ser que flota
en algún lugar desconocido.
Estoy a tu lado cada día…
cada día.

Puedo callarme,
si quieres.
Pero no dejaré de existir
porque tu así lo quieras.

Puedo hablarte
a través de una flor,
de un rayo de sol,
pero no soy ni esto ni aquello.

Soy el camino,
soy la puerta,
la verdad y la vida.
Soy lo que soy.
Y estaré a tu lado cada día…
cada día.

Acuérdate que “La Caja de Imaginación” es un canal abierto, por ello me encantaría leer y contestar tus comentarios. 😉